mayo 6, 2021
Radio españa independiente

Radio españa independiente

Radio españa independiente, estación pirenaica

“…y me pongo un bajito. Me voy a entretener con él. Me gusta leer noticias frescas, hacer ejercicio y coleccionar. Si quieren oírlas, pónganlas en onda corta, adelante y atrás, y no las pongan muy lejos, por si hay guardias en su puerta”.
Después de la audiencia, hubo que cambiar la aguja del dial y colocarla en Radio Nacional. Así, si la policía llegaba y notaba que el aparato estaba caliente, lo apagaba y comprobaba si había escuchado a La Pire. En este caso, el oyente fue casado y detenido.
Dolores Ibarruri, más conocida como Pasionaria, era una brillante intérprete de oratoria. Fue la impulsora de Radio Pirenaica y era conocida por sus apasionadas emisiones, que se conservan en el Archivo Histórico del PCE. Es hora de volver a casa.

Sintonía radio españa independiente

Dolores Ibárruri, la popular Pasionaria, llamó a esta radio pirata Pirenaica. La razón parece obvia: la información viene de la otra mano de los pirineos. Sin embargo, nadie sabe dónde se emiten los programas.
Mis bisabuelos, como muchos otros, escuchaban Radio Pirenaica por las tardes. Desde un barrio de Pontevedra, buscaba la sintona. Utilizaban todos sus sentidos para saber qué pasaba esa noche. Después de los programas, no hubo comentarios. Hoy, estoy trabajando en unas calles cercanas a la estación de Pirenaica. Mis bisabuelos seguían escuchando Radio Pirenaica.
Para evitar ser descubiertos, la gente recurría a amigos, familiares o emigrantes conocidos para enviar sus cartas por correo. Calculaban en Madrid que Cibeles llegaría primero y que una cadena seguiría antes de colocar las cartas en el buzón.
Después, fui a las clases de Pilar. Mi destino lo marcó el profesor de historia de segundo de la ESO. Fue capaz de transportarme a la Mezquita de Córdoba, a la quiebra del Antiguo Régimen y al reinado de Mara de Castilla. Me hizo preguntarme dónde estaban las mujeres de esa época y qué hacían. A raíz de ello, creé mi propio espacio, donde comencé a escribir nuestra historia. Y aquí estoy, desde 2014, defendiendo el teclado de Sen Enderezo.

Radios clandestinas del franquismo (subtitulado)

Para evitar la oda en nuestro país, el régimen de Franco creó en septiembre de 1941 el Servicio de Inerferencia Radiada (SIR), encargado de interferir las emisiones de todas las emisoras que no fueran del agrado del dictador. La recepción de las transmisiones de radio interferidas era extremadamente difícil gracias al sistema, que distaba mucho de ser impecable.
Además de numerosos boletines locales, sindicales, octavillas, panfletos del PC, de otras fuerzas de oposición, o simplemente debidos a la iniciativa más o menos espontánea de un grupo de vecinos, estudiantes, obreros o campesinos, hay que contar con una extensa hemeroteca de periódicos y publicaciones clandestinas como Mundo Obrero,

Radio españa independiente, la “pirenaica”.

El régimen no la encontró hasta casi el final de los días de Franco. Pretendían interrumpir sus emisiones, pero no lo consiguieron. Desde su base en el Este, la emisora del PCE transmitía por radio la oposición a la dictadura franquista.
“Mi padre tenía una vieja radio que enlazaba con cables y escuchaba. Nos reuníamos todos en la cocina para escuchar las distintas noticias porque aquí eran diferentes. Además, me consta que las madres y esposas dedicaban canciones y discos a sus hijos e hijas que estaban en primera fila”, recuerda.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad