mayo 6, 2021
Independentistas canarios

Independentistas canarios

Gobierno de canarias

El nacionalismo canario es una ideología política que promueve el sentimiento de identidad nacional del pueblo canario. La palabra engloba varios movimientos ideológicos, que van desde el derecho a la autodeterminación (y la plena independencia de España) hasta la reivindicación de una mayor autonomía dentro de España.
Las raíces del pueblo canario se remontan a la conquista española de las islas, cuando la población indígena guanche bereber[1] fue conquistada y finalmente asimilada, y se aplicó el señorío de estilo europeo a la mayoría de las islas[2].
El pacto de Calatayud estableció los derechos y responsabilidades que conformaron el Fuero de Canarias, que pronto fue adoptado por instituciones como los Cabildos y la Audiencia de Canarias. Un tesoro y un ejército independientes, así como la continuación de las costumbres y roles tradicionales canarios, fueron algunos de los derechos reivindicados en el fuero. Hasta 1776, las Islas Canarias tuvieron su propia moneda. Los primeros partidos nacionalistas surgieron de un movimiento obrero local en el siglo XIX. José Cabrera Daz, Nicolás Estévanez y Secundino Delgado fueron algunos de sus impulsores. Delgado está considerado hoy como el fundador del nacionalismo canario.

Genealogía de las islas canarias

El Movimiento Independentista Canario (CIIM), también conocido como Movimiento por la Independencia y Autodeterminación del Archipiélago Canario (español: Movimiento por la Autodeterminación e Independencia del Archipiélago Canario, MPAIAC), fue una organización independentista con una emisora de radio en Argelia que utilizó la violencia para forzar al gobierno español a crear un estado independiente.
Antonio Cubillo fundó el Movimiento Independentista Canario en 1964. El MPAIAC, con sede en Argelia, fue reconocido por la Organización de la Unidad Africana en 1968. El brazo armado del grupo, las Fuerzas Armadas Guanches (FAG), fue responsable del atentado contra un centro comercial en Las Palmas de Gran Canaria en 1976. Antonio Cubillo fue víctima de un intento fallido de asesinato por parte de los servicios secretos españoles en Argel en 1978, que le dejó inválido. La CIIM emitió programas de radio en los que se animaba a los canarios a “volver a sus orígenes” y se popularizaba la lengua bereber [dos]. Sin embargo, sus esfuerzos fueron en gran medida inútiles porque los canarios se oponían a las tácticas agresivas del movimiento, y la CIIM sólo contaba con un centenar de miembros en su apogeo [3]. 3] Sin embargo, la bandera del movimiento se hizo muy famosa y el gobierno preautonómico la adoptó sin las estrellas. [número cuatro]

Movimiento independentista canario

En estos tiempos, hay varias formaciones políticas y plataformas ciudadanas, entre ellas jóvenes, que apoyan un proceso de descolonización en el Archipiélago y ven al Estado como rector de la política canaria. Tanto Iniciativa Popular Canaria (IPC), cuyo primer portavoz es el secretario general del Mpaiac, Pedro Medina Calero, como la federación de partidos Ahora Canarias, creen que las Islas se beneficiarían más si fueran un estado libre.
Señalan que Canarias se encuentra en una posición tricontinental única, a caballo entre Europa, América y África. Estas organizaciones creen que el Estatuto de Autonomía no responde a las expectativas de las islas, y que el reconocimiento como Región Ultraperiférica (RUP) por parte de la UE no es necesario ni adecuado, sino que las islas deben ser tratadas como “pases o territorios de ultramar”, concepto recogido en el artículo cuarto del Tratado de Roma.

El genocidio canario

Por supuesto, hay muchas más críticas a CC, a la que califica como “un nacionalismo de mentira creado en 1993 que nunca se ha enfangado por los intereses canarios, sino por unos pocos muy concretos y menores, aunque hubo mucha gente que pensó que era un espacio real de emancipación al principio.” Eduardo Nacimiento Garca, Judit Daz, Lvaro Rodolfo Morera y Argimira Pérez Estévez son los primeros candidatos al Parlamento de Tenerife y Canarias.
Formaciones con integrantes que, al menos en el pasado, han defendido la independencia u otra relación con el Estado que pueda circunscribirse en visiones soberanistas o cercanas, como S Se Puede, el PNC o NC, han declinado pronunciarse por estas lneas, sin duda
Han pasado los tiempos no sólo de la Unión del Pueblo Canario-Asamblea Canaria (UPC-AC), que se disolvió tras la primera legislatura regional (1983-1987) y dio lugar a fórmulas como Izquierda Canaria Unida (ICU), Asamblea Canaria-Izquierda Nacionalista Canaria (AC-INC) y finalmente Ican, que obtuvo diputados regionales, cons No es que todos fueran claramente independentistas, pero sí que compartían esa visión, muchas veces desde la izquierda, y los referentes de Secundino y Cubillo eran inconfundibles.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad