mayo 5, 2021
Concordato con la santa sede 1953

Concordato con la santa sede 1953

💖 El concordato de 1610

Un concordato es un acuerdo entre la Santa Sede y un Estado soberano que establece la relación entre la Iglesia Católica y el Estado en asuntos de interés mutuo. 1] Es decir, el reconocimiento y los privilegios de la Iglesia católica en un país determinado, así como las cuestiones seculares que afectan a los intereses eclesiásticos.
Aunque la palabra “concordato” se abandonó durante un tiempo tras la finalización del Concilio Vaticano II en 1965, volvió a aparecer con el Concordato polaco de 1993 y el portugués de 2004. Tras la Declaración sobre la Libertad Religiosa del Concilio Vaticano II, Dignitatis humanae, sigue evolucionando una nueva forma de vínculos entre el Vaticano y diversos Estados3]. Cita requerida].
La Iglesia católica lleva mucho tiempo diciendo que no está vinculada a ningún tipo de gobierno y que está dispuesta a cooperar con cualquier gobierno siempre que se respeten los derechos de Dios y de los creyentes. En 1933, el Papa Pío XI escribió: “Es universalmente reconocido que la Iglesia Católica nunca está más o menos ligada a una forma de gobierno que a otra, siempre que se protejan los derechos divinos de Dios y las conciencias cristianas”. No tiene problemas para adaptarse a las diferentes estructuras civiles, ya sean monárquicas o constitucionales, aristocráticas o democráticas. 4]

🖐 Concordato serbio

Franco fue admitido en la Suprema Orden de Cristo en 1954 como recompensa por conceder a la Iglesia derechos sustanciales en un concordato el año anterior. Sólo los jefes de Estado pueden optar a este máximo honor vaticano, que exige que sean católicos pero no necesariamente democráticos”. El Concordato, firmado en agosto de 1953, debía sustituir al documento de 1851 que la república había derogado. El nuevo acuerdo otorgaba al gobierno de Franco un reconocimiento eclesiástico absoluto. Al mismo tiempo, reafirmaba el carácter confesional del Estado español, prohibiendo la práctica pública de otras religiones. El acuerdo favorecía al Vaticano frente a Franco, y contenía disposiciones que reforzaban enormemente la libertad de la Iglesia dentro de la estructura española. No obstante, el Concordato contribuyó a legitimar el régimen de Franco a los ojos de muchos españoles, y fue decisivo para reforzar su control sobre la región”. 3]
El catolicismo es declarado “la única religión del Estado español” en el primer artículo del concordato de Franco. Lo hizo confirmando una ley que el régimen de Franco ya había promulgado. Aunque nadie debía ser molestado por sus opiniones religiosas o en la práctica privada de su propia fe, “no se permitirían los rituales exteriores y otros signos de las religiones no católicas”, según esto. 4]

🤤 Concordato de 1851

El Concordato de 1801 buscaba la unidad nacional entre revolucionarios y católicos, estableciendo a la Iglesia Católica Romana como iglesia mayoritaria de Francia. Sin embargo, aunque restableció las relaciones de Francia con el papado, favoreció principalmente al Estado.
Durante la Revolución Francesa, la Asamblea Nacional se apoderó de los bienes de la Iglesia y publicó la Constitución Civil del Clero, que esencialmente desvinculaba a la Iglesia de la autoridad papal al convertirla en un organismo estatal. Estas y otras decisiones destinadas a debilitar el papel de la Iglesia católica en Francia provocaron disturbios civiles.
El Concordato se creó para regular la relación de la Francia de Napoleón con la Iglesia Católica. En 1801, en París, fue redactado por una comisión de tres miembros de cada partido y firmado. Perseguía la unidad nacional entre revolucionarios y católicos, estableciendo la Iglesia Católica Romana como iglesia mayoritaria de Francia y restableciendo la mayor parte de su estatus civil.
Napoleón solicitó el reconocimiento de la Iglesia para la disposición de sus bienes y la reorganización territorial de los obispados, mientras que Roma buscaba la protección de los católicos y el reconocimiento del estatus único de la Iglesia Católica en el Estado francés.

👋 Qué es un nacionalista católico

El Concordato de 1953 fue el último concordato clásico de la Iglesia Católica, firmado el 27 de agosto de 1953 por España (entonces bajo el gobierno de Francisco Franco) y el Vaticano (durante el pontificado del Papa Pío XII). Fue un importante intento de romper el aislamiento internacional de España tras la Segunda Guerra Mundial, junto con el Pacto de Madrid, que se firmó el mismo año.
A cambio de que el Vaticano concediera a Franco el “patronato real” (el derecho histórico de los reyes españoles a nombrar figuras clericales), el concordato otorgaba a la Iglesia Católica en España una serie de beneficios, entre ellos el apoyo del Estado y la exención de impuestos.
La estructura política de Franco era casi el polo opuesto de la administración final de la Segunda República Española, el Frente Popular.
1] Durante los primeros años del régimen franquista, la Iglesia y el Estado mantuvieron una relación fuerte y mutuamente beneficiosa.
1] Franco había exigido un concordato completo de los privilegios del mecenazgo real y la facultad de nombrar obispos. Como el Vaticano estaba preocupado por su futuro, le ofreció una “convención” menos formal el 7 de junio de 1941,2] que le daba sólo un pequeño papel en la selección de obispos. Los términos de la Convención de 1941 se formalizaron en el artículo 7 del Concordato de 1953, años después de la Segunda Guerra Mundial.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad