mayo 6, 2021
Bottom-up

Bottom-up

🌝 Enfoque de abajo hacia arriba

La editora en jefe de Mente Muy Bienvenida es Amy Morin, LCSW. También es psicoterapeuta, autora de “13 cosas que la gente mentalmente fuerte no hace”, un libro de gran éxito de ventas, y anfitriona del podcast “Mentally Strong People”.
El procesamiento de abajo hacia arriba es una explicación para las percepciones que comienzan con un estímulo entrante y operan hacia arriba hasta que nuestras mentes forman una representación del objeto. Este enfoque muestra que nuestra experiencia visual depende únicamente de los estímulos sensoriales que juntamos usando sólo el conocimiento disponible de nuestros sentidos.
Debemos tomar la energía del entorno y transformarla en señales neuronales, un proceso conocido como sensación, para dar sentido al mundo. Es en la siguiente fase del proceso, conocida como percepción, que estas señales sensoriales son percibidas por nuestro cerebro.
¿Cómo perciben los individuos el conocimiento perceptivo del mundo que les rodea exactamente? Para entender cómo se produce esta sensación y percepción, hay dos enfoques simples. Uno de ellos se conoce como procesamiento de abajo hacia arriba y el otro como procesamiento de arriba hacia abajo.

💞 Bottom-up del momento

La inversión desde abajo hacia arriba es una estrategia de inversión que se centra en el análisis de las acciones individuales y se hace menos hincapié en el valor de los ciclos macroeconómicos y los ciclos de mercado. En la inversión ascendente, en lugar del mercado en el que trabaja esa empresa o la economía en general en su conjunto, el inversor centra su atención en una sola empresa y sus fundamentos. Esta estrategia implica que a las empresas individuales les irá bien, al menos en términos relativos, incluso en una industria que no está funcionando.
La inversión ascendente obliga a los inversores, en primer lugar, a comprender los factores microeconómicos. Estas consideraciones incluyen la salud financiera general de una empresa, el examen de los estados financieros, los bienes y servicios ofrecidos, la oferta y la demanda, y otras mediciones del rendimiento de las empresas individuales a lo largo del tiempo. Por ejemplo, la estrategia de comercialización o la estructura organizativa específica de una empresa puede ser un indicador principal que desencadene la inversión de un inversor ascendente. En cambio, las irregularidades contables en los estados financieros de una empresa concreta pueden sugerir problemas para una empresa de un sector de la industria que, por lo demás, está en auge.

😲 Bottom-up en línea

Para definir objetivos más amplios que se filtren a las tareas de los trabajadores de nivel inferior, la estrategia descendente depende de las figuras de autoridad superiores. El estilo de comunicación ascendente, en cambio, se caracteriza por un proceso de toma de decisiones que da voz a todo el personal en los objetivos de la empresa. A medida que los trabajadores alcanzan sus objetivos, cada trabajo permanece fluido.
En este artículo se detallarán las principales características del enfoque de comunicación tanto de arriba a abajo como de abajo a arriba, cómo es el enfoque de arriba a abajo en la gestión de proyectos, las industrias que explotan ambos enfoques, y más.
Tanto el modelo de gestión descendente como el ascendente proporcionan beneficios sustanciales a las empresas que maximizan cada estrategia. Ambos estilos diferencian entre el trabajo a niveles altos y bajos, pero la forma en que el estilo de gestión logra este proceso varía ampliamente. Como en toda organización, los objetivos de cada una son pensar, educar, obtener aportaciones y construir una estructura general de liderazgo que funcione bien para la empresa y genere ingresos de manera apropiada y eficaz.

🥇 Bottom-up 2020

Cuando se trata de liderazgo, la administración de abajo hacia arriba puede parecer una nueva idea de moda, pero realmente funciona. Aquí está nuestra práctica guía sobre por qué debería hacerlo y cómo puede integrar los conceptos de la gestión ascendente en su propio negocio.
La gestión ascendente argumenta que esta no es en realidad la forma más fácil de dirigir su empresa, ni la más eficaz. Aunque la gestión descendente o “autocrática” puede parecer que proporciona una visión especial y directa, un liderazgo deficiente puede socavarla rápida y fácilmente y crear un proceso largo y arduo para introducir cualquier reforma o innovación.
En cambio, la gestión ascendente alienta a los miembros del equipo a participar en cada paso del proceso de gestión a todos los niveles. Los empleados establecen sus propias prioridades y objetivos en este modelo y contribuyen con su aportación tanto a la visión a largo plazo como a las operaciones diarias de toda la empresa.
El ex presidente de Sony, Nobuyuki Idei, encargó a sus ingenieros que se convirtieran en “Digital Dream Kids”. Este lema encargaba a todos los empleados de Sony que pensaran por sí mismos y visualizaran el futuro que querían crear, en lugar de limitarse a seguir órdenes, en lugar de definir su misión empresarial únicamente por su producción.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad