septiembre 19, 2021
Jesusito de mi vida eres niño como yo

Jesusito de mi vida eres niño como yo

🌍 Jesus you are my best friend dance

Lady> Lo hago por tu amor> En el dulce por y por> El cobarde del condado> No te enamores de un soñador> Adiós Marie> Con los años> El cobarde del condado> Isla en el arroyo> Islas en el arroyo> Tú y yo> Ella cree en mí> No se puede decir > Algo dentro tan fuerte> Alguien debe sentirse como un tonto esta noche> No puedes hacer viejos amigos> Tal vez no deberías Knono

⚫ Jesus you are my friend lyrics

MacGimsey era un abogado nacido en Luisiana que sentía pasión por escribir lo que mucha gente de su edad consideraba “música negra”. Puede que MacGimsey fuera blanco, pero se crió en compañía de negros que le aportaron una rica herencia de música gospel sureña. Su niñera era una mujer afroamericana que, cuando era un bebé, le cantaba espirituales a Robert y llegó a ser llamada cariñosamente tía Becky.
Como tantas canciones navideñas, una Nochebuena nevada en Nueva York inspiró las circunstancias de MacGimsey. A MacGimsey le llamó la atención la embriaguez de las fiestas navideñas que encontró en su camino a casa, caminando por las calles después de un servicio religioso.
De sus amigos y vecinos negros de Luisiana, MacGimsey extrajo la tradición y los relatos familiares sobre el carácter sagrado de la Navidad. La Navidad era un tiempo de adoración y un momento para acercarse a Dios con formas muy personales de oración y canciones de alabanza profundamente significativas, les dijo.
También es importante recordar el desarrollo de Sweet Little Jesus Boy durante las profundidades de la Depresión. En la década de los años 30 surgieron una serie de canciones que siguen siendo populares incluso ahora durante la época navideña.

😘 Hemos venido a encontrarnos contigo

Durante la época navideña, una canción que aprecio y que siempre canto en voz baja es Dulce Niñito Jesús. Me encanta este villancico porque representa gran parte del patetismo práctico del nacimiento, la vida y la misión de Jesús. Es sorprendente la elección del Padre, del Hijo y del Espíritu para salvar al mundo de una manera tan abnegada e indefensa.
En medio de la incomprensión y la culpa, de las dificultades y del peligro, el mismísimo Hijo de Dios nació en circunstancias desfavorables. La mayoría de la gente, incluidos sus seguidores, simplemente “no sabían quién era]” durante su vida, incluso durante sus años de fama pública.
Esta canción fue escrita por el estadounidense Robert MacGimsey en 1934 en forma de “espiritual” convencional, tanto en la letra como en la música. El compositor estaba paseando por la ciudad de Nueva York en Nochebuena, según el relato de Our Daily Bread, y pasó por varios clubes nocturnos ruidosos en los que la llamada “celebración” de la Navidad no tenía ninguna relación con quién es Jesucristo y por qué vino.
Creemos que la mayoría de la gente en los Estados Unidos conoce, al menos, la historia del nacimiento y la identidad de Cristo. En mi anterior puesto como pastor de niños me encontré con algunos niños que no conocían la historia en absoluto. Para ellos, la Navidad era siempre y únicamente sobre Santa Claus, el árbol y los regalos.

🙉 Who you say i am kids lyric video

En la ciencia y la ingeniería, la psicología y la sociología, la economía y la política, utilizamos idiomas. Inventamos idiomas para casi todas las tareas y disciplinas humanas, aparte de las diversas lenguas que se hablan en distintas partes del mundo (como el inglés, el urdu, el bantú o el japonés). Los músicos tienen un lenguaje propio. Cada deporte está desarrollando un lenguaje propio. Las lenguas de la tecnología desafían todos los intentos de estar presentes. Muchas de estas lenguas pronto se extinguirán, dejando a algunos de nosotros sin nada que ver con el desconocimiento mencionado por los místicos en un lugar de desconocimiento.
También los lenguajes religiosos y teológicos pueden quedar desconectados de la práctica y de las relaciones y requerir que las nuevas generaciones los traduzcan. Pensemos en términos como redención, redención, pecado. Están sujetos a una gran variedad de interpretaciones, si es que se entienden.
(Lector, tenga en cuenta que Una invitación audaz (páginas 171-173) toma explícitamente lo que sigue y se centra en Juan 14:8ss. Según Juan, en esta última comida que compartirá con ellos, Jesús tiene mucho que decir a sus discípulos. Mi socio literario, Jeff Cook, coautor de Una invitación audaz, es el autor de las partes en cursiva. En la novela alternamos entre su voz y la mía).

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad