mayo 6, 2021
Rostros geometricos

Rostros geometricos

Contorno geométrico

Utilizando diferentes paradigmas experimentales, investigaciones anteriores han demostrado que las formas geométricas simples pueden transmitir un significado emocional. Sin embargo, aún se desconoce si el sentido afectivo de las formas geométricas básicas puede activarse automáticamente e influir en las evaluaciones de los estímulos posteriores. Como resultado, la presente investigación utilizó un paradigma de priming afectivo para ver si dos formas geométricas (círculo vs. triángulo hacia abajo) afectan al procesamiento afectivo de caras posadas posteriormente (Experimento 1) y de palabras (Experimento 2) y cómo lo hacen. (Experimento 2). En la fase conductual, la congruencia afectiva no tuvo un impacto discernible. Sin embargo, los hallazgos del ERP de los Experimentos 1 y 2 revelaron un efecto típico de congruencia afectiva. Al comparar los ensayos afectivamente incongruentes con los congruentes, el LPP provocado por los ensayos afectivamente incongruentes fue mayor. Nuestros hallazgos apoyan la idea de que el triángulo hacia abajo se percibe como negativo y el círculo como positivo, y que su sentido emocional puede activarse automáticamente, influyendo en el procesamiento electrofisiológico de los estímulos posteriores. La falta de un efecto congruente sustancial en las intervenciones conductuales, así como el efecto congruente N400 invertido, podrían indicar que las formas geométricas tienen un sentido afectivo pobre, ya que sólo son señales abstractas de amenaza y no amenazas reales. Además, nuestros resultados se limitan a las mujeres, ya que no se incluyeron participantes masculinos en este análisis.

Forma geométrica de la cara

Ha solicitado una traducción automática de material de una de nuestras bases de datos. Esta función se ofrece sólo para su comodidad y no pretende sustituir a la traducción humana. SPIE y los propietarios y editores del contenido no hacen representaciones o garantías expresas o implícitas de ningún tipo, incluyendo, sin limitación, representaciones y garantías en cuanto a la funcionalidad de la característica de traducción o la exactitud o integridad de las traducciones, y renuncian expresamente a ellas.
104200C (2017) https://doi.org/10.1117/12.2281593 Proceedings Volume 10420, Ninth International Conference on Digital Image Processing (ICDIP 2017); 104200C (2017)
La Novena Conferencia Internacional sobre Procesamiento Digital de Imágenes (ICDIP 2017) se celebrará en Hong Kong, China, en 2017.
Uno de los temas más importantes en la visión por ordenador es la reconstrucción de objetos 3D a partir de dibujos lineales 2D. La investigación actual se centra principalmente en la reconstrucción de estructuras 3D simétricas que se mapean solo a partir de líneas rectas 2D. Normalmente, este método sólo crea formas básicas y sencillas que son planas o poligonizadas por naturaleza, lo que suele deberse a la falta de capacidad para manejar las curvas. Para sortear las limitaciones descritas, se plantea una técnica capaz de manejar dibujos no simétricos con curvas. Este artículo describe una técnica novedosa para reconstruir estructuras 3D que contienen líneas curvas. Además, destaca una aplicación creada con la técnica sugerida y que puede convertir un boceto a mano alzada en una forma 3D utilizando un teléfono móvil.

Arte de las caras geométricas

Hay pruebas de que los humanos adquieren un promedio o prototipo de caras estudiadas previamente sin ni siquiera darse cuenta, ya que el prototipo de cara desconocido se reconoce erróneamente como si hubiera sido entrenado (Solso y McCarthy, 1981). En este estudio se investigó el grado y la naturaleza de la formación de prototipos de caras, y se evaluó la memoria de los observadores después de estudiar caras sintéticas descritas únicamente en términos geométricos en un espacio facial multidimensional. Se descubrió un efecto de prototipo significativo: Los hallazgos simples revelaron que el prototipo no visto, promediado a partir de los rostros estudiados, fue identificado incorrectamente como aprendido el 86,3 por ciento de las veces, mientras que los rostros individuales estudiados fueron identificados correctamente el 66,3 por ciento de las veces y los distractores fueron identificados incorrectamente como aprendidos sólo el 32,4 por ciento de las veces. Este prototipo de aprendizaje tardó al menos una semana en completarse. Incluso cuando las caras observadas estaban más alejadas del prototipo no visto que la varianza media de la población, se produjo el aprendizaje del prototipo de cara. Como se muestra en nuestros modelos, la formación de la memoria del prototipo se produjo además de la formación de la memoria de los ejemplares de caras estudiados. Investigaciones posteriores revelaron que el efecto de prototipo puede extenderse a través de las perspectivas, y que tanto la forma de la cabeza como los rasgos internos desempeñan un papel en la creación de prototipos. Como resultado, una característica muy general del aprendizaje de rostros geométricos es la extracción implícita de prototipos de rostros en un espacio multidimensional.

Caras geométricas abstractas

El término se utiliza a menudo para referirse a un elemento de cualquier dimensión de un politopo más general en los tratamientos más científicos de los poliedros y de los politopos de dimensión superior (en cualquier número de dimensiones).

Comentarios

[dos]
Cualquiera de los seis cuadrados que unen un cubo, por ejemplo, es una cara del cubo. Los rasgos bidimensionales de un politopo de cuatro dimensiones suelen denominarse “cara”. El teseracto cuatridimensional tiene 24 caras cuadradas, cada una de las cuales comparte dos de las ocho celdas cúbicas.
El número de vértices es V, el número de aristas es E y el número de caras es F. La fórmula del poliedro de Euler es el nombre de esta ecuación. Como resultado, el número de caras es dos veces mayor que el número de aristas multiplicado por el número de vértices. Un cubo, por ejemplo, tiene 12 aristas y 8 vértices, lo que da lugar a 6 caras.
Las caras de un politopo son elementos de todas las dimensiones de la geometría superior.
[dos]
[número cuatro]
(5) Una cara k es una cara de dimensión k. Un poliedro ordinario, por ejemplo, tiene dos caras poligonales. En la teoría de conjuntos, el conjunto vacío tiene una “dimensión” de uno, y el conjunto de caras de un politopo contiene al propio politopo y al conjunto vacío. 1 k n n n n n n n n n n n n n n n n n n n n n n n n n n n n n

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad