mayo 5, 2021
Manuel alvarez bravo obras

Manuel alvarez bravo obras

🖖 Manuel álvarez bravo: el pionero de la identidad mexicana

Manuel Álvarez Bravo y sus contemporáneos: Fotografías del Centro Harry Ransom y el Museo de Arte Blanton es una colaboración especial entre el Centro Harry Ransom y el Museo de Arte Blanton. La exposición incluirá 45 fotografías icónicas del “padre de la fotografía mexicana”, tomadas del Centro Harry Ransom y del Blanton, las dos principales colecciones de la UT, como parte de la celebración del Bicentenario de México por parte de la Universidad de Texas en Austin. Henri Cartier-Bresson, Dorothea Lange, Albert Renger-Patzsch, Paul Strand y Edward Weston son algunos de los contemporáneos de lvarez Bravo cuya obra se presentará en la exposición. “Manuel lvarez Bravo fue una figura importante durante la época modernista de México, un periodo de gran transformación”, dice Ursula Davila-Villa, conservadora asociada de arte latinoamericano en el Blanton. Su obra, a diferencia de la de sus contemporáneos como Rivera y Orozco, proporciona un punto de vista único sobre México, con una sensibilidad artística que combina las preocupaciones locales y extranjeras de principios del siglo XX”.

✴ Tina modotti :: romántica y revolucionaria

Esta exposición de la obra de Manuel lvarez Bravo en el Jeu de Paume ofrece una visión audazmente contemporánea de este fotógrafo mexicano, alejándose de los mitos del surrealismo exótico y de la imagen folclórica de la cultura mexicana.
Manuel lvarez Bravo (Ciudad de México, 1902-2002) realizó una importante contribución a la cultura mexicana del siglo XX a través de su fotografía. Sus inusuales e intrigantes imágenes han sido comparadas con la obra de una imaginación alienígena o una versión excéntrica del surrealismo. Tales lecturas no se incluirán en esta muestra. Aunque se reconoce el surrealismo y los estereotipos sobre la cultura mexicana, la selección de 150 fotografías pretende resaltar un conjunto específico de temas iconográficos que recorren la obra de lvarez Bravo: reflejos y efectos de trompe-l’il en la gran ciudad; cuerpos inclinados reducidos a simples masas; volúmenes de tela que dejan entrever cuerpos; composiciones minimalistas y geométricamente armonizadas.

🤯 Manuel álvarez bravo | una biografía cultural

L. lvarez Bravo fundó uno de los primeros cineclubes de la Ciudad de México en la década de 1930, y también dirigió una galería, la Galera de Arte Contemporáneo (1951-1958), donde expuso la obra de varios de sus amigos. Dirigió la única exposición individual de Frida Kahlo en México cuando aún vivía aquí, en 1953. En 1935, L. lvarez Bravo organizó una división femenina de la LEAR (Liga de Escritores y Artistas Revolucionarios), que fue organizada por la pintora mexicana Mara Izquierdo. Su primera exposición individual se celebró en el Palacio de Bellas Artes en 1944. Su mayor retrospectiva, celebrada unos meses antes de su muerte en 1992 en el Centro Cultural Arte Contemporáneo, fue la última. Durante la década de 1980, el historiador y crítico de arte Olivier Debroise le realizó detalladas entrevistas, que ahora se conservan en el Centro de Documentación Arkheia del Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC-UNAM). El archivo de L. lvarez Bravo se encuentra en el Centro de Fotografía Creativa de la Universidad de Arizona, en Tucson.

🐭 Frida kahlo y la fotografía

Manuel lvarez Bravo (1902-2002) fotografió su México natal durante casi ocho décadas, desde los años 20 hasta los 90. lvarez Bravo comenzó su carrera en los años posteriores a la Revolución Mexicana (1910-1920), durante una época marcada por la modernización, el internacionalismo y el renacimiento cultural. Fue un artista autodidacta que obtuvo un amplio reconocimiento durante su vida. En centros urbanos en rápida transformación como Ciudad de México, muchas de sus fotos muestran una aguda comprensión de la incoherencia entre las tradiciones tradicionales y la vida moderna. lvarez Bravo conoció a la fotógrafa y activista Tina Modotti en 1927, y ella le presentó a un grupo de artistas e intelectuales entre los que se encontraban Edward Weston, José Clemente Orozco, Diego Rivera y Frida Kahlo, a la que fotografió en numerosas ocasiones.
Los estudios formalistas de papel doblado y los primeros planos abstractos de objetos cotidianos fueron algunos de los primeros trabajos de Álvarez Bravo. Cuando pasó a otros temas, como las imágenes votivas y los objetos religiosos, los paisajes rurales y las aceras llenas de gente, Álvarez Bravo les aplicó un sentido poético de la luz, la forma y la perspectiva, favoreciendo el estado de ánimo y la metáfora por encima de la documentación. Tenía oído para las asociaciones evocadoras, y muchas de sus obras tienen títulos líricos que aumentan su aura de misterio.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad