mayo 14, 2021
Fotografias artisticas

Fotografias artisticas

Tutoriales de fotografía de artes visuales

La pregunta “¿Es arte?” es una de las más difíciles de responder en cualquier ámbito en el que la imaginación y el punto de vista individual sean relevantes. Partiendo de la pregunta de si el arte puede describirse de alguna manera útil, la respuesta suele requerir un cierto grado de comprensión y sentimiento personal, lo que implica que nunca puede haber un acuerdo completo. Ya sea por la pintura, la música o la literatura, una obra puede ser una obra de arte sublime para algunos y una obra de arte menos sublime para otros.
La fotografía no es una excepción. Se entiende que la fotografía tiene una fuerte distinción entre lo representativo y lo creativo, de forma similar a como la literatura tiene una distinción entre periodismo y ficción. La representativa es la fotografía que pretende captar una escena tal y como sucedió, sin ninguna manipulación, encuadre o interpretación artística. Lo artístico pretende hacer algo bello, pero no siempre es verdadero o práctico. La idea de transformación está en el centro de la cuestión de lo que constituye la fotografía creativa.

Cómo hacer fotografías artisticas

El arte fotográfico puede ser un reflejo del propio yo o una maravillosa evasión de la vida. Con sólo mirar, puede transportar a una persona a otro tiempo y lugar. Desde la invención de la fotografía en la década de 1830, este medio ha permitido a todo el mundo ver lo nuevo y lo desconocido. En nuestra plataforma hay opciones de nivel experto para decorar el hogar o la oficina, que abarcan una amplia variedad de temas y tamaños.
El arte fotográfico puede ser un reflejo del propio yo o una maravillosa evasión de la vida. Con sólo mirar, puede transportar a una persona a otro tiempo y lugar. Desde la aparición de la fotografía en la década de 1830, este medio ha animado a todos a ver lo nuevo y lo desconocido. En nuestra plataforma hay opciones de nivel experto para decorar el hogar o la oficina, que abarcan una amplia variedad de temas y tamaños.

Mis 10 consejos para convertirse en un fotógrafo profesional de bellas artes

La imagen digital ha modificado la forma de hacer fotos y el número de personas que lo hacen. Hoy en día, cualquiera que tenga una cámara puede ser fotógrafo, y muchos de ellos aspiran a ser fotógrafos o artistas consumados, o ambas cosas. En Internet está aumentando el número de personas que se autodenominan fotógrafos de bellas artes; por lo tanto, podría ser el momento de examinar qué son y en qué se diferencian de los fotógrafos normales.
Uno de los requisitos de mi licenciatura en Bellas Artes era que nos turnáramos para colocar nuestro trabajo en la pared para que fuera criticado. Durante estas sesiones explorábamos las estrategias, lo que funcionaba y lo que no. También hablábamos de los temas de la obra y de hacia dónde queríamos llevarla.
Además, teníamos tutorías individuales con los profesores para explorar nuestras ideas y cómo ponerlas en práctica. La idea era elaborar una hoja de ruta sobre cómo hacer el trabajo, qué recursos podíamos utilizar para ayudarnos y observar a otros artistas que habían hecho un trabajo similar para ver cómo comunicaban sus ideas. Todo ello nos resultó muy útil para determinar lo que estábamos haciendo y hacia dónde queríamos ir.

El arte de la fotografía

La National Gallery of Art puso en marcha una iniciativa en 1990 para coleccionar los mejores ejemplos de arte fotográfico y montar exposiciones de fotografía de alta calidad complementadas con publicaciones y programas académicos. Desde entonces, la colección fotográfica de la Galería se ha ampliado a más de 20.000 piezas, abarcando la historia del medio desde sus inicios en 1839 hasta la actualidad, con extensas colecciones de obras de muchos de los maestros del arte. El programa de exposiciones y publicaciones de la Galería está considerado como uno de los mejores del mundo.
La National Gallery of Art comenzó a coleccionar fotos en 1990, pero las raíces de la colección se remontan a la visita de Georgia O’Keeffe a la galería en diciembre de 1948. La artista estaba pensando dónde ver la mayor y más valiosa serie de fotografías de su difunto marido, el fotógrafo estadounidense Alfred Stieglitz. Con una aguda observación y un astuto juicio, se fijó en pequeños detalles y en el significado simbólico más amplio del recién inaugurado museo. “Como probablemente sabes”, escribió a un amigo unos días después, “la Galería no tiene ni una mota de polvo en ningún sitio”. Pero, lo que es más importante, se dio cuenta de que “Stieglitz luchó por la aceptación de la fotografía como un arte; la National Gallery desempeña un papel en ello”. “Parece una cima -algo acabado- que se mantiene sola”, concluyó. La colección de fotografía de la National Gallery se inauguró con esa auspiciosa visita.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad