septiembre 13, 2021
Autorretrato con stalin

Autorretrato con stalin

Cuadernos escolares con el retrato de portada de la causa de stalin

Stalin fue un matón de escuela que lo compensó siendo el emperador indiscutible de la Unión Soviética y gobernándola con una violencia implacable durante casi tres décadas. Millones de personas fueron enviadas a la muerte, al exilio o a campos de trabajo por su administración. Otros millones murieron de hambre. La mayoría de los historiadores creen que Stalin fue el segundo mayor asesino en masa de la historia, después de Mao Tse Tung (40 millones) y antes de Adolf Hitler, con casi 20 millones de víctimas (9 millones).
Kahlo fue una comunista comprometida durante el resto de su vida. Estuvo casada con Diego Rivera, que era muy celoso y posesivo, pero tuvo un romance con León Trotsky, otro líder de la revolución comunista rusa. Stalin odiaba a Trotsky y lo hizo matar con un piolet en la cabeza por un asesino.
Veinte años después, Kahlo parece haber olvidado el incidente, y en este autorretrato inmortaliza a Stalin. Esta fue su última obra antes de fallecer. Había soportado muchos años de operaciones insoportablemente dolorosas. Los fuertes analgésicos que tomaba en ese momento contribuyeron a la falta de claridad de esta última obra.

Idi amin | uganda | debate en el estudio | 1974

Frida Kahlo, célebre icono feminista y una de las mayores artistas de México, nació en 1907. Después de sufrir las repercusiones de la poliomielitis en forma de una pierna dañada y muchas operaciones terriblemente dolorosas tras un accidente de tráfico casi mortal a la tierna edad de dieciocho años, su existencia no fue nada sencilla. Una de las principales razones por las que Frida comenzó a incursionar en el arte y lo utilizó para articular sus convicciones y llamar la atención sobre sus opiniones fue su falta de movilidad y su deseo de seguir una educación superior formal.
Sus cuadros se inspiran en influencias tanto europeas como mexicanas, siendo estas últimas las que más influyen en su estilo pictórico con el paso del tiempo. En este retrato, utiliza una paleta de colores mexicana y una postura sentada clásica europea. Sus pies están velados, como en el resto de sus obras, una decisión deliberada y autoconsciente para ocultar el crecimiento atrofiado de sus piernas. Su herencia mexicana se expresa en su sencillo chal rojo y su falda roja. Este cuadro no tiene ninguna complejidad; su pelo está simplemente recogido y sus brazos cruzados; sin embargo, tiene gravedad y atrae al espectador. Las dos figuras del cuadro miran fijamente hacia delante, su mirada te sigue por el espacio, y sus diversas expresiones provocan una respuesta mixta. A pesar de que la falda añade una cantidad significativa de volumen a su marco, el tamaño del retrato de Stalin empequeñece su marco.

Stalin – nejkrutější diktátor

Frida Kahlo, la artista mexicana considerada un genio artístico, un icono feminista y una heroína de la cultura latina/mexicana, celebra hoy su cumpleaños. Salma Hayek protagonizó una película biográfica sobre ella y es famosa por frases como “pinto flores para que no mueran”.
También es un ejemplo de cómo los compromisos políticos de los artistas pueden ser absurdos y desagradables. Ella y su marido, el también artista Diego Rivera, fueron amigos de León Trotsky durante un tiempo cuando éste vivía en México como comunistas comprometidos. Trotsky es un huevo lo suficientemente malo como para rodar con él como fundador de uno de “los mayores regímenes autoritarios de la historia” (Kahlo tuvo una vez un romance con él, pero como le gusta decir a Woody Allen, “el corazón quiere lo que quiere”).
Sin embargo, Kahlo y Rivera se desilusionaron con Trotsky y se convirtieron en admiradores de José Stalin, el hombre que ordenó su asesinato. Una estimación baja de las muertes de Stalin es de unos 9 millones, aunque otras cifras oscilan entre 20 millones y más de 100 millones.
Fíjate bien en “Autorretrato con Stalin”, un cuadro de Frida Kahlo que se completó poco antes de su muerte en el mismo año. Se trata de un arte muy complicado. El Tío Joe había fallecido el año anterior, y sólo los más ilusos y amargados creían en su reino del terror.

Dibujo a lápiz del retrato del dictador josé stalin

Kahlo pasó gran parte de su infancia y su vida adulta en La Casa Azul, la casa de su familia en Coyoacán, que ahora está abierta al público como Museo Frida Kahlo. Nació de padre alemán y madre mestiza. A pesar de haber quedado discapacitada por la poliomielitis cuando era niña, Kahlo era una estudiante prometedora que iba a estudiar medicina antes de morir en un accidente de autobús cuando tenía 18 años, lo que le causó dolores y problemas médicos de por vida. Durante su recuperación, reavivó su interés por el arte desde la infancia, con el objetivo de convertirse en artista.
Las aspiraciones políticas y artísticas de Kahlo la llevaron a unirse al Partido Comunista Mexicano en 1927, donde conoció al también artista mexicano Diego Rivera. La pareja se casó en 1929[1][5] y pasó los últimos años de la década de 1920 y los primeros de la de 1930 viajando por México y Estados Unidos. Durante este periodo desarrolló su estilo artístico, inspirándose en la cultura popular mexicana y pintando principalmente pequeños autorretratos que combinaban elementos de las creencias precolombinas y católicas. Sus cuadros llamaron la atención del artista surrealista André Breton, que organizó la primera exposición individual de Kahlo en la Galería Julien Levy de Nueva York en 1938; la muestra fue un éxito, y la artista realizó otra en París en 1939. A pesar del fracaso de la exposición francesa, el Louvre adquirió un cuadro de Kahlo, El marco, convirtiéndola en la primera artista mexicana incluida en su colección. En la década de 1940, Kahlo trabajó como profesora de arte y participó en exposiciones en México y Estados Unidos. Fue miembro fundador del Seminario de Cultura Mexicana y dio clases en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado (“La Esmeralda”). En la misma década, la salud de Kahlo, siempre frágil, empezó a deteriorarse. Su primera exposición individual en México tuvo lugar en 1953, pocos años antes de morir a los 47 años en 1954.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad